Buscar
  • atapia73

Robo de identidad crece, evita caer en este tipo de fraude


Al ser usuarios del sistema financiero, estamos expuestos a fraudes y robos de identidad, por lo que es importante utilizarlos con responsabilidad y mantenernos informados sobre su modus operandi para prevenirlos.


En los últimos años los fraudes financieros han aumentado, principalmente el robo de identidad, en el que los ciberdelicuentes suplantan la información de las personas para abrir cuentas, robar dinero o para contratar servicios, lo que desencadena una deuda para las víctimas que no les corresponde.


La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros (Condusef), registró 24,215 reclamaciones por fraude durante el 2021, 52% más que en el 2020.


La Condusef menciona que la identidad la constituyen datos personales como nombre, teléfono, domicilio, fotografías, huellas dactilares, números de licencia, de seguridad social, información financiera o médica, credenciales de identificación u otro dato que permita identificar a una persona.

Este tipo de información es la que suele ser utilizada de forma ilegal para hacer las solicitudes de créditos o servicios que se pueda tramitar en línea.


¿Cómo acceden a mi información?

Darío Vargas Regalado, especialista en transformación digital y seguridad de la información, señala que existen tres principales vías por las que los ladrones de identidad pueden acceder a la información de una persona.


El primero es el phishing, que consiste en la suplantación de identidad del banco o institución, para notificarle al usuario por vía correo electrónico que se ha detectado movimientos inusuales en su cuenta o algún tipo de promoción. Normalmente va acompañado de algún link que lleva a páginas falsas para solicitar la información de las cuentas de una persona.


Otro método que utilizan los ciberdelincuentes es el vishing, en el que se obtiene información de la víctima mediante una llamada telefónica, igualmente suplantando la información de algún banco o institución para solicitar los datos de las cuentas de las personas.


Ante esto, Darío Vargas hace énfasis en que los bancos no piden contraseñas, códigos de confirmación o verificación, o teléfono vinculado a las cuentas.

"Cuando empiezan a pedir o a preguntar información que normalmente las instituciones deberían de tener, es una alerta de fraude, en ese momento debemos colgar la llamada y bloquear el número”, comentó Darío.


Otro método que a menudo utilizan los delincuentes para acceder a la información es el smishing, que mediante mensajes de texto, mandan alertas falsas o enlaces que llevan a sitios apócrifos de las instituciones o contienen virus.


Consejos para prevenir estos fraudes

El especialista comenta que “mientras más productos financiero tengamos, mayores son los riesgos que corremos, lo que no quiere decir que no los usemos, sino que los usemos con la seguridad adecuada”


Para ello, existen maneras de prevenir estos delitos, pero para Darío Vargas es importante tener en cuenta cuatro consejos que ayudarán a prevenirlos.

Lo primero es no confiar en nadie, es decir, si un amigo o un contacto le solicitan información como un NIP o contraseña, incluso si quiere saber si tiene alguna cuenta en algún banco, desconfíe.

De igual manera es importante no ingresar a ligas que le mandan por mensajes, es mejor preguntar de qué se trata y si tiene alguna duda puede llamar directamente a un número oficial del banco o institución.


Otro punto importante es generar contraseñas fuertes, esto quiere decir que de preferencia no elija contraseñas fáciles como fechas de nacimiento, datos relacionados con su nombre o el de un familiar, etc., deben incluir minúsculas, mayúsculas y caracteres especiales.

Se recomienda colocar contraseñas diferentes en todas sus cuentas, ya que de nada servirá tener una contraseña fuerte si se tiene la misma para todas sus cuentas y servicios.


Otro punto que destaca Darío Vargas es utilizar las herramientas que las instituciones bancarias proporcionan sobre autenticación de doble factor, en la que se accede con la contraseña y además se genera un código que llega mediante un correo, mensaje, un token digital o físico.


La última es utilizar portales o aplicaciones oficiales, ya que en las tiendas de aplicaciones puede tener apps falsas. Normalmente, los sitios oficiales contienen la información de las aplicaciones oficiales, cuáles son y dónde descargarlas.

“Con estas cuatro cosas tienes cubierto 80% de los problemas, existen otro tipo de problemas cómo el robo del teléfono o tarjeta, entonces habrá que llamar al banco para reportar este problema”, dijo Darío Vargas.


Sobre todo, el especialista señala que es importante que si usted ya fue víctima de este tipo de delitos lo denuncie ante las autoridades para que “la policía pueda generar patrones de información, pueda identificar estos delitos y se puedan prevenir”.


Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Robo-de-identidad-crece-evite-caer-en-este-tipo-de-fraude-20220411-0121.html

11 visualizaciones0 comentarios